La crónica no especializada de un matrimonio cualquiera

15.3.05

 K putda d msj


- ¡Qué fuerte! Esto es de película, vamos.
- ¿El qué, Juan?
- "Condenado a 6 meses de cárcel por violar la orden de alejamiento enviando SMS". Es que es de risa.
- Bueno, Juan, qué fuerte, ¿no?
- Ya ves. Parece sé que se le había prohibío que se comunicara con su esposa, que se lo dijo el jue y va el tío y se pone a enviarle mensajitos.
- Hombre, la justicia ya se sabe que está para cumplirla pero me da a mí que se ha colado un poco esta vez.
- Ya te digo. ¿Que se supone que la estaba acosando o algo o qué?
- Digo yo que sí.
- Coño, po que apague el móvi.
- Pero la mujer no tiene por qué apagar el móvil, Juan.
- ¿Y entonces qué hacemos, Juani? ¿Metemos a este hombre en la cárcel por enviá mensajes?
- Ya te he dicho que me parece excesivo, Juan.
- Luego, a los que el jue también les ha ordenao que se alejen y se presentan en la calle pa darle cuatro puñalás a la ex-mujé, a ésos los tenemos p'arriba y p'abajo con juicios y tonterías y a éste, a la cárcel por mandá unos mensajitos.
- Ahí te tengo que dar la razón.
- ¡Qué desproporcionao! País de locos...
- Pues sí que le ha salido cara la bromita del teléfono al tío.
- No te creas, que seguramente tendría el plan familiá ese y le valen las llamadas más baratas.
- Borrico.
- ¡Qué bombazo, Juani! Ya estoy viendo la campaña de móviles pa esta primavera: "Este hombre ha sío encarcelao por enviá 17 SMS en 2 días. SMS que no recibieron respuesta porque era cliente de MoviStar. Si se hubiese cambiao antes a Vodafone, ahora tendría activao de forma gratuita el servicio «llamamequenotengosaldo» y no estaría en el «trullo»..."
- Ay, qué frívolo eres, Juan.
- ¿A que es bueno? Je, je, je... Oye, ¿qué me has dicho antes? ¿Juani, eso que quiere decí?
- Nada, hombre, nada. Sigue leyendo...